EEES: Enseñanzas universitarias

3 02 2010
Descripción, objetivos y estructura
Según el Real Decreto 1125/2003, el objetivo de esta formación es adaptar los estudios universitarios al contexto europeo de tal manera que se armoniza la duración de los estudios, los métodos de aprendizaje y la evaluación de las actividades académicas con la voluntad de promover la movilidad de los estudiantes y de los titulados y tituladas, posibilitando un sistema de reconocimiento y transferencia de créditos. 

Vías de acceso
Bachillerato (LOGSE) o COU en cualquier de sus modalidades superando la selectividad (PAAU):

  • Ciencias de la Naturaleza y de la Salud
  • Humanidades y Ciencias Sociales
  • Tecnología
  • Artes

Bachillerato (LOE) superando la selectividad (PAAU):

  • Ciencias y tecnología
  • Ciencias sociales y humanidades
  • Artístico

Ciclos formativos de grado superior

o FP2

Pruebas de acceso para mayores de 25 años

Tipología de Formación
 Como consecuencia de las modificaciones establecidas a portir del Tratado de Bolonia, se establece la formación universitaria de la siguiente manera:

  • Estudios de grado
    Tienen por objetivo ofrecer una formación de carácter general dirigida a la preparación para el ejercicio de actividades de carácter profesional. Los planes de estudios tienen una duración de 240 créditos y contienen una formación teórica y práctica distribuida en las materias siguientes:

    – materias básicas: aquellas que se reconocen al cambiar de estudios entre titulaciones de la misma rama
    – materias obligatorias: asignaturas que todos los alumnos deben cursar al realizar unos etsudios de grado
    – materias optativas
    – prácticas externas
    – trabajo final de grado.

    Los estudios universitarios de grado están adscritos a una de las ramas siguientes: artes y humanidades, ciencias, ciencias de la salud, ciencias sociales y jurídicas e ingeniería y arquitectura.

  • Estudios de máster
    Los estudios de máster tienen la finalidad de que el estudiante tenga una formación avanzada, de carácter especializado o multidisciplinario, orientada a la especialización académica o profesional, o bien promover la iniciación de tareas investigadoras.
    Los planes de estudios constan de una duración de entre 60 y 120 créditos y contienen toda la formación teórica y práctica que el estudiante debe adquirir y que es distribuida de la manera siguiente: materias obligatorias, materias optativas, seminarios, prácticas externas, trabajos dirigidos y trabajo fin de máster.
     
  • Estudios de doctorado
    Los estudios de doctorado constan de un periodo de formación y de un periodo de investigación que agrupan el programa de doctorado. Tiene como finalidad la formación avanzada del estudiante en las técnicas de investigación, podrán incorporar cursos, seminarios u otras actividades orientadas a la formación investigadora e incluirá la elbaoración y presentación de la correspondiente tesis doctoral.
    Para acceder al periodo de formación es necesario cumplir los mismos requisitos de acceso que para los estudios de máster.
    Para acceder al periodo de investigación se debe estar en posesión de un título oficial de máster u otro título expedido por una institución de educación superior del EEES.
     

    Podrán acceder, también, las personas que estén en posesión de un título obtenido conforme a otros sistemas educativos, previa comprobación de que el título que acredita la persona interesada es de nivel equivalente a los títulos del Estado español de máster y faculta en el país de origen para el acceso a los estudios de doctorado.
    Esta admisión no implica, en ningún caso, la homologación del título previo que acredite la persona interesada, ni su reconocimiento, más allá de permitir el acceso a los estudios de doctorado.

    También se podrá acceder a los estudios de doctorado mediante el cumplimiento de los requisitos siguientes:

    a) Haber superado 60 créditos incluidos en uno o diversos másters universitarios. Excepcionalmente, podrán acceder al periodo de investigación aquellos estudiantes que acrediten 60 créditos de nivel de posgrado que hayan sido configurados, de acuerdo con la normativa de la universidad, por actividades formativas no incluidas en másters universitarios. Este supuesto sólo podrá darse por razones de interés estratégico de la universidad o por motivos científicos que aconsejen la formación de doctores o doctoras en un ámbito determinado.

    b) Estar en posesión de un título de graduado o graduada de un mínimo de 300 créditos.
    Las universidades determinarán los procedimientos y criterios de admisión al correspondiente programa de doctorado en cualquiera de sus periodos.

    En la última verificación de los planes de estudios universitarios, se han verificado un total de 813 que se realizarán para el próximo curso 2009-2010.

    ¿Qué son los créditos?

    Es el valor numérico que recibe cada asignatura en función de sus horas lectivas. Un crédito corresponde, generalmente, a 25 horas de clase teórica y/o práctica.

  • Salidas y conexiones con otros estudios

    • Masters y posgrados
    • Otras carreras universitarias
    • Estudios no reglados
    Recursos
    Diplomaturas/Graduados: Las dos son titulaciones superiores universitarias, de 1r ciclo y, por lo tanto, de tres años de duración. Sin embargo, existe una diferencia importante: la Diplomatura es un título homologado por el Ministerio de Educación y Cultura, existente en todo el Estado. Graduado es un título propio de la universidad que lo ha creado y existe sólo en aquel ámbito territorial. La titulación obtenida tiene toda la validez y el reconocimiento a efectos laborales.Ingenierías técnicas/Arquitectura Técnica:

    Son titulaciones homologadas de tres años de duración.

    Facultades, escuelas universitarias y centros adscritos: Encontrarás las facultades, las escuelas universitarias y los centros adscritos y asociados a las universidades.





    EEES: La nueva estructura de las titulaciones

    3 02 2010

    El Ministerio de Educación y Ciencia ha comenzado a presentar las primeras propuestas de titulaciones adaptadas al Espacio Europeo de Educación Superior a finales de febrero de 2006. En este apartado recogemos diversas informaciones que aparecen en relación a las propuestas del MEC y cómo se fija la estructura de los nuevos Grados y Postgrados:

    Fuente gráfico: El Periódico de Catalunya





    EEES: El proceso de Bolonia

    3 02 2010

    Una gran parte de alumnos y profesores desconoce en qué medida le va a afectar esta nueva realidad. Además, las polémicas sobre desaparición de titulaciones, o las protestas de algunos grupos estudiantiles, aumentan la incertidumbre y la confusión. Homologación, movilidad, calidad y una nueva visión del aprendizaje caracterizan el Espacio Europeo de Educación Superior.

    ¿Qué es la Declaración de Bolonia? Aunque la transformación de la enseñanza superior ha sido bautizada como “proceso de Bolonia”, su inicio no tuvo lugar en la ciudad italiana, sino en París. En 1998, y con motivo del 700 aniversario de la Universidad de La Sorbona, los ministros de Educación de Alemania, Gran Bretaña, Francia e Italia redactaron un documento conjunto en el que pedían al resto de la UE un esfuerzo en la creación de “una zona europea dedicada a la educación superior”. Su llamada tuvo eco, puesto que un año después, en 1999, los ministros de 29 países suscribían en Bolonia (otra de las cunas, junto a La Sorbona, de la institución universitaria), una declaración política de intenciones. En sus tres folios, este documento marca el camino para conseguir “incrementar la competitividad” y “el grado de atracción mundial” del sistema europeo ante el poderoso entramado universitario estadounidense.

    ¿Es la de Bolonia la única declaración relacionada con este proceso? No. Pese a que Bolonia se ha convertido en la piedra angular de esta apuesta política y académica, su contenido, la asunción de éste por más países y el control de su evolución se han ido perfilando en reuniones ministeriales bianuales, de las que han surgido nuevas declaraciones. Tras la de Bolonia se han celebrado otras citas en Praga (2001), Berlín (2003) y Bergen (2005), en las que el número de estados europeos firmantes asciende a casi medio centenar.

    ¿Cuáles son las metas que marcan el proceso hacia el Espacio Europeo de Educación Superior? Bolonia establece seis objetivos estratégicos en su apuesta por el EEES. Estas metas se pueden resumir en la creación de un sistema universitario europeo en el que las titulaciones puedan ser homologables y homologadas en los países miembros sin problemas, algo que no ocurre en la actualidad. Se pretende fomentar así la cooperación entre las universidades europeas, la movilidad de estudiantes y profesores, y la mejora de la calidad de la investigación y la enseñanza universitaria.

    El crédito europeo, el elemento unificador. Hasta la puesta en marcha de este proceso, uno de los principales obstáculos para lograr un método sencillo y eficaz de comparar, y, por tanto, homologar, titulaciones en distintos países era las numerosas y diversas estructuras académicas. El crédito europeo o ECTS (siglas en inglés de Sistema Europeo de Transferencia de Créditos) es el instrumento básico para acabar con este problema. En lugar del crédito actual, que equivale a diez horas de clase tradicional, el ECTS toma como referencia el trabajo del alumno e incluye en sus 25-30 horas el tiempo no sólo de clase, sino también del que se dedica fuera de ella (estudio, tutorías, trabajos, seminarios, etc.) a la obtención del conocimiento exigido en el plan de estudios de cada título.

    El Suplemento Europeo al Título, el ‘conversor’ académico. El Suplemento Europeo al Título es un modelo de información unificado, personalizado para el titulado universitario, sobre los estudios cursados, su contexto nacional y las competencias y capacidades profesionales adquiridas. Tiene como objetivo incrementar la transparencia de las diversas acreditaciones europeas y facilitar su reconocimiento por otras instituciones. Se podría describir como una especie de conversor de las modalidades académicas de cada país en un documento común aceptado por todos los países miembros.

    De la enseñanza al aprendizaje. La nueva forma de medir los conocimientos implica también importantes cambios en el papel que corresponde a profesor y alumno. Se pretende transformar un sistema de enseñanza en uno de aprendizaje, en el que se “enseñe a aprender”. Esto se basa en una mayor implicación y autonomía del estudiante, en el uso de metodologías docentes más activas (trabajo en equipo, tutorías, mayor uso de las nuevas tecnologías…) y en un seguimiento más personalizado del trabajo del estudiante por el profesor.

    Grado. Con el nuevo sistema, las titulaciones universitarias que se ofertan en un país se dividen en dos grandes grupos. Por un lado, los estudios de grado; esto es, el primer escalón de la oferta académica. Equivalentes a las actuales diplomaturas y licenciaturas, el número de créditos ECTS necesarios para ser graduado variará en función de las titulaciones entre 180 (tres cursos) y 240 (cuatro). En España, la composición y diseño de estos estudios de grado, desde su nombre hasta sus planes de estudios, vendrán determinadas por el nuevo Mapa de Titulaciones, que sustituirá en breve al actual catálogo.

    Postgrado. El segundo nivel de la nueva distribución es el de los estudios de postgrado. En él se incluyen los máster y doctorados. Aunque conservan la denominación con la que se identifican en el sistema actual, su transformación es una de las más relevantes dentro del nuevo espacio europeo. El máster dejará de ser un título propio, es decir, reconocido sólo por el centro de origen, y pasará a ser oficial. Su duración será de uno o dos cursos (60 ó 120 créditos ECTS) y, junto a su carácter de formación especializada, se convertirá en requisito imprescindible para acceder a una mayor preparación investigadora para la obtención del título de doctor. De hecho, se fijará en 300 créditos europeos de grado y postgrado el mínimo necesario para acceder al doctorado.

    Fuente: El País, 20-12-2005





    EEES: Objetivos

    3 02 2010

    El proceso hacia un espacio europeo de la enseñanza superior no tiene en ningún momento como finalidad implantar un sistema único en toda Europa. Lo que se pretende es establecer criterios y mecanismos para facilitar la adopción de un sistema comparable de titulaciones universitarias, el establecimiento de objetivos comunes y el refuerzo de todo aquello que se necesita para hacer las universidades europeas más atractivas y competitivas internacionalmente.

    Así, los grandes criterios o valores promovidos con el EEES son:

    • Respecto de la diversidad educativa y cultural de Europa
    • Fomento de la competitividad del sistema europeo de universidad en el ámbito internacional
    • Adopción de un sistema comparable de titulaciones universitarias en Europa y, gracias a esto, la movilidad de los profesionales y estudiantes
    • Promoción de la calidad y excelencia como valores de la educación superior europea

    Para poder conseguir estos criterios, la Declaración de Bolonia y otros documentos generados estos años prevén las siguientes recomendaciones o medidas específicas:

    – Adopción de un sistema comprensible y comparable de titulaciones, principalmente mediante el suplemento europeo al título. El suplemento europeo se entiende como un documento que acompañará todo título europeo de la enseñanza superior y que describirá la naturaleza, el nivel, el contexto, el contenido y el estatus de los estudios cursados. L’adopción de un sistema comparable de titulaciones universitarias pretende fomentar el acceso al mercado de trabajo e incrementar la competitividad, porque ocurra un destino atractivo para estudiantes y universitarios.

    – Adopción de un sistema basado, principalmente, en dos ciclos principales (grado y postgrado). El acceso al segundo ciclo requiere que los estudios de primer ciclo se hayan finalizado, con éxito, en un periodo mínimo de tres años. El diploma obtenido después del primer ciclo, también, será considerado en el mercado laboral europeo como a nivel adecuado de calificación. El segundo ciclo conducirá al grado de maestría y/o doctorado, como en muchos países europeos.

    – Establecimiento de un sistema de créditos compatible, similar al Sistema Europeo de Transferencia de Créditos (European Credit Transfer System, ECTS) o unidad de valoración de la actividad académica que integra enseñanzas teóricas y prácticas, otras actividades académicas dirigidas y el trabajo personal del estudiante. El sistema de créditos compatible ha de promover la movilidad, permitir que se pueda transferir o acumular. Los créditos también han de poder conseguirse a través de la experiencia profesional y el aprendizaje a lo largo de la vida.

    – Promoción de la cooperación europea para garantizar la calidad de la enseñanza superior, con criterios y metodologías comparables.

    – Promoción de la movilidad de los estudiantes, profesores y personal de administración y servicios de las universidades y otras instituciones de la enseñanza superior.

    – Promoción de las dimensiones europeas necesarias en educación superior, particularmente dirigidas al desarrollo curricular, cooperación entre instituciones, esquemas de movilidad y planes de estudio, integración de la formación e investigación.

    Fuente: Departament d’Universitats, Recerca i Societat de la Informació de la Generalitat de Catalunya





    Introducción a EEES

    3 02 2010

    La Declaración de Bolonia

    El 25 de mayo de 1998, los Ministros de Educación de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido firmaron en la Sorbona una Declaración instando al desarrollo de un “Espacio Europeo de Educación Superior”. Ya durante este encuentro, se previó la posibilidad de una reunión de seguimiento en 1999, teniendo en cuenta que la Declaración de la Sorbona era concebida como un primer paso de un proceso político de cambio a largo plazo de la enseñanza superior en Europa.

    Se llega así a la celebración de una nueva Conferencia, que dará lugar a la Declaración de Bolonia el 19 de junio de 1999. Esta Declaración cuenta con una mayor participación que la anterior, siendo suscrita por 30 Estados europeos: no sólo los países de la UE, sino también países del Espacio Europeo de Libre Comercio y países del este y centro de Europa.

    La Declaración de Bolonia sienta las bases para la construcción de un “Espacio Europeo de Educación Superior”, organizado conforme a ciertos principios (calidad, movilidad, diversidad, competitividad) y orientado hacia la consecución entre otros de dos objetivos estratégicos: el incremento del empleo en la Unión Europea y la conversión del sistema Europeo de Formación Superior en un polo de atracción para estudiantes y profesores de otras partes del mundo.

    Son seis los objetivos recogidos en la Declaración de Bolonia:

    – La adopción de un sistema fácilmente legible y comparable de titulaciones, mediante la implantación, entre otras cuestiones, de un Suplemento al Diploma.

    – La adopción de un sistema basado, fundamentalmente, en dos ciclos principales.

    – El establecimiento de un sistema de créditos, como el sistema ECTS.

    – La promoción de la cooperación Europea para asegurar un nivel de calidad para el desarrollo de criterios y metodologías comparables.

    – La promoción de una necesaria dimensión Europea en la educación superior con particular énfasis en el desarrollo curricular.

    – La promoción de la movilidad y remoción de obstáculos para el ejercicio libre de la misma por los estudiantes, profesores y personal administrativo de las universidades y otras Instituciones de enseñanza superior europea.

    La Declaración de Bolonia tiene carácter político: enuncia una serie de objetivos y unos instrumentos para lograrlos, pero no fija unos deberes jurídicamente exigibles. La Declaración establece un plazo hasta 2010 para la realización del espacio europeo de enseñanza superior, con fases bienales de realización, cada una de las cuales termina mediante la correspondiente Conferencia Ministerial que revisa lo conseguido y establece directrices para el futuro.

    La primera conferencia de seguimiento del proceso de Bolonia tuvo lugar en Praga en mayo de 2001. En ella, los Ministros adoptaron un Comunicado que respalda las actuaciones realizadas hasta la fecha, señala los pasos a seguir en el futuro, y admite a Croacia, Chipre y Turquía, como nuevos miembros del proceso.

    El Comunicado de Praga de 2001 y el Comunicado de Berlín de 2003 (www.bologna-berlin2003.de/index.htm ) suponen la ratificación de los progresos realizados hasta la fecha, incorporando las conclusiones de los seminarios internacionales realizados. La próxima reunión ministerial tendrá lugar en Bergen (Noruega) el 19 – 20 de mayo de 2005 (www.bologna-bergen2005.no/ ).

    España en el Espacio Europeo de Educación Superior

    La integración del sistema universitario español en el Espacio Europeo de Educación Superior requiere de propuestas concretas que desarrollen los distintos elementos conceptuales definidos en las declaraciones europeas y recogidos por la LOU. En especial, resultan decisivas las medidas que deban adoptarse sobre el sistema europeo de créditos, la estructura de las titulaciones, el Suplemento Europeo al Título (DS) y la garantía de la calidad.

    Fuente: Ministerio de Educación y Ciencia





    ¿Qué es el Espacio Europeo de Educación Superior?

    3 02 2010

    El espacio europeo de la enseñanza superior (EEES) es un proyecto ambicioso que promueve la práctica totalidad de países europeos. Su finalidad principal es poder desarrollar un proceso de convergencia y de refuerzo de la enseñanza superior o universitaria en Europa, que deberá finalizar antes del año 2010.

    Este proceso está en consonancia con diversas iniciativas que la Comisión Europea y los países miembros de la Unión, así como de otros países europeos llevan a término para construir una auténtica Europa del conocimiento. En este sentido, las instituciones europeas trabajan en lo que se conoce como un espacio europeo de búsqueda, que permite situar Europa como un continente donde la búsqueda y el desarrollo sean sus pilares, y en los últimos años ha promovido la reflexión sobre diversos ámbitos como la educación a lo largo de la vida, la formación de todos los niveles, la cultura o la calidad de vida de los ciudadanos europeos.

    El proceso hacia el EEES tiene como principales referentes dos aspectos: por una parte, las declaraciones institucionales de sus promotores y protagonistas, que actúan como auténticos catalizadores; por otra parte, el trabajo de adaptación y reforma que llevan a término las propias universidades, las administraciones educativas y gobiernos responsables, y las asociaciones y redes universitarias. Los documentos básicos donde se han establecido los principios para EEES hasta ahora han sido los siguientes:

    Declaración de la Sorbona (mayo 1998)
    Declaración de Bolonia (junio 1999)
    Comunicado de Salamanca (marzo 2001)
    Comunicado de Praga (mayo 2001)
    Comunicado de Berlín (octubre 2003)

    Referente a los trabajos específicos, la gran mayoría de países y universidades europeas están reformando sus sistemas de educación superior para adaptarlos a los requerimientos que establecen estas declaraciones. Nuestra web quiere dar a conocer de forma sintética a todos los universitarios (personal académico, personal de administración y servicios, estudiantes, investigadores) las principales características de este especio europeo de la enseñanza superior, así como el efecto que tendrá en nuestro sistema universitario. La sociedad y sus universidades siempre se han mostrado defensores de los valores de una Europa competitiva, diversa y comprometida en el adelanto social, económico y cultural de sus pueblos. Es por este motivo que una vez mas los universitarios tenemos que ser protagonistas de la construcción de una mejor educación superior en el contexto europeo.

    Fuente: Departament d’Universitats, Recerca i Societat de la Informació de la Generalitat de Catalunya





    Plan Bolonia: qué es y cómo afecta

    3 02 2010

    1. Desarrollo histórico:

    La construcción del Espacio Europeo de Educación Superior recibe un impulso decisivo con la Declaración de Bolonia, firmada el 19 de junio de 1999 por Ministros con competencias en Educación Superior de 29 países europeos y que da su nombre al Proceso de Bolonia o Plan Bolonia.

    Se trata de un proceso de carácter intergubernamental con participación de universidades, estudiantes, la Comisión Europea y otras organizaciones. Este proceso tiene como meta el establecimiento de un Espacio Europeo de Educación Superior en el año 2010.

    El EEES no tiene como objetivo homogeneizar los sistemas de Educación Superior sino aumentar su compatibilidad y comparabilidad, respetando su diversidad. La construcción del EEES se basa en acuerdos y compromisos sobre los objetivos a alcanzar.

    El EEES se contempla como un espacio abierto en el que no existen obstáculos a la movilidad de estudiantes, titulados, profesores y personal de administración, y se articula en torno al reconocimiento de titulaciones y otras cualificaciones de educación superior, la transparencia (un sistema de titulaciones comprensibles y comparables organizado en tres ciclos) y la cooperación europea en la garantía de la calidad.

    Desde 1999 cada dos años se celebra una Cumbre Ministerial que realiza un balance de los progresos realizados y establece los objetivos para la cumbre siguiente. Se han celebrado las Cumbres Ministeriales de Bolonia 1999, Praga 2001, Berlín 2003, Bergen 2005 y Londres 2007. La próxima cumbre tendrá lugar en Lovaina/Lovaina-la Nueva en 2009.

    Los trabajos de seguimiento y la preparación de las cumbres ministeriales se llevan a cabo en el seno del Grupo de Seguimiento de Bolonia (BFUG) constituido en la actualidad por los 46 países miembros del Proceso de Bolonia, la Comisión Europea y otras organizaciones.

    2. Objetivos del Plan

    Conseguir una Educación Superior de calidad en todas las universidades europeas.

    Que esa educación sea igualmente accesible a todos los estudiantes que quieran formarse en ella, sin que su origen social o económico pueda suponer nunca un obstáculo.

    Propiciar la movilidad internacional de los estudiantes, favoreciendo el intercambio de ideas y de experiencias.

    3. ¿Qué sucede con los títulos actuales?

    Mantienen sus efectos académicos y profesionales. Estas titulaciones no perderán vigencia ni validez.

    Los titulados que lo deseen pueden acceder a los estudios de máster, bien de forma directa o con el reconocimiento de créditos que las universidades establezcan.

    Los diplomados y licenciados podrán incorporarse a un título de grado, con el reconocimiento de créditos pertinente